¿Es posible disminuir el precio de la gasolina?

Ten toda tu información financiera en un solo lugar con Finerio

Disponible en Google Play Consíguelo en el app store

El precio de la gasolina ha aumentado consistentemente en los últimos años, el cual ha sido uno de los principales factores en el alza generalizada de los precios. Esto ha propiciado un descontento colectivo, por lo que tanto ciudadanos, empresarios como políticos, han exigido reducir los impuestos en el costo del combustible, pero ¿realmente es posible reducirlo? ¿Qué implicaría bajar el precio de la gasolina?

El precio de la gasolina en México sí se puede bajar y ser competitivo. Un aspecto que puede ayudar a lograr esto, de manera inmediata, es disminuir el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS). Este impuesto permitió que la Secretaria de Hacienda y Crédito Público (SHCP) tuviera mayor recaudación tributaria y dejara de subsidiar el precio de la gasolina.

En consecuencia, ahora por cada litro de gasolina, pagamos de impuestos tres tipos de IEPS: la cuota federal, cuotas aplicable a los Estados y Municipios, cuota por Carbono, además del Impuesto al Valor Agregado (IVA). La carga tributaria en este combustible es superior al 28% y, en algunos casos, ha llegado a representar alrededor del 40%.

 Fuente: Comisión Reguladora de Energía, abril 2018.

Fuente: Comisión Reguladora de Energía, abril 2018.

El IEPS ha sido de gran ayuda para las finanzas públicas. Tan solo en el periodo de enero a abril de 2018 se registró el ingreso de 59 mil 428 millones de pesos, a través del IEPS aplicado a las gasolinas. En todo el 2017, se obtuvieron 216 mil 498 millones de pesos, según indican datos de El Financiero.

Sin embargo, desde finales del 2017, el ingreso por el IEPS ha disminuido, ya que se ha tenido que subsidiar, debido a que: 1) los precios del petróleo han aumentado a nivel internacional, 2) el peso mexicano se ha depreciado y 3) la producción de seis refinerías del país ha bajado en 28.4%.

De acuerdo con José Besil, presidente del Instituto Mexicano de Contadores Públicos (IMCP), indicó que una reducción en el IEPS a gasolina es necesaria, sin embargo, también se requiere de un análisis a fondo. Subsidiar el IEPS en la gasolina implicaría llevar a cabo otras medidas fiscales para compensar la recaudación tributaria, porque de lo contrario, se tendrían que sacrificar el gasto en algunos sectores.

Además, de acuerdo con Luis Pérez de Acha, abogado especializado en derecho constitucional, administrativo y fiscal, falta considerar otros factores que podrían disminuir el precio de la gasolina como es el eficiente funcionamiento de Pemex y la reducción de la evasión fiscal, la cual constituye el 2.6 % del PIB. No obstante, el gobierno actual, a pesar de haber implementado algunas medidas para reducir estos problemas, no ha tenido resultados contundentes.

Entre tanto, pagamos un precio de la gasolina alto y es probable que se mantenga o que incluso suba. Recordemos que el Servicio de Administración Tributaria ha promovido que se elimine todo tipo estímulo o subsidio, con lo que la gasolina costaría hasta $24 por litro.

Mientras se toman las medidas necesarias, en caso de que bajen los costos de este combustible, te compartimos, los 6 consejos básicos de Finerio que te ayudarán a ahorrar gasolina y dinero.

Descubre cómo gastas tu dinero y toma el control con Finerio

Disponible en Google Play Consíguelo en el app store

1. Compra gasolina por multiplos de 20 litros

¿Eres de los que piden que llenen el tanque o pides la cantidad en pesos? Si es así, eres propenso a que los despachadores te puedan hacer trampa y dar un poco menos. Lo recomendable es pedir la gasolina por litro y en múltiplos de 20, ya que los auditores revisan que las bombas funcionen correctamente para cantidades múltiplos de 20. De esa manera, es más seguro que te despachen litros de a litro.  

2. Revisa el coche y la presión de los neumáticos

Si mantienes tu auto en las mejores condiciones, la eficiencia del motor será mayor y la cantidad de gasolina que requieras para conducir será menor.

Utiliza el aceite que le corresponde a tu auto y el de mejor calidad, con esto puedes reducir
tu consumo de gasolina hasta en 20%.

Cuida el estado de los filtros de aire, si están en mal estado, se puede llegar a duplicar el consumo de gasolina. Así que, si resides en una zona con mucha contaminación o en el campo, ten en cuenta que debes cambiarlo incluso antes de lo que indica el fabricante.

Revisa que tus llantas estén infladas correctamente, ya que si están desinfladas aumentan considerablemente el consumo de combustible, además de resultar inseguros para la conducción. La recomendación es que revises los neumáticos cada 15 días saliendo de tu casa para que estén a temperatura ambiente. La tabla de presión, por lo general, viene en la puerta del piloto o en el marco.

3. Conduce con suavidad

Acelera de forma gradual e intenta mantener siempre la velocidad de crucero. En el manual de tu auto, se indica la velocidad a la cual el motor es más eficiente, conocerla te podría ser de utilidad.

Lo ideal es mantener siempre las revoluciones entre las 1.500 y 2.500, ahorrarás combustible también te ayudará a prolongar la vida útil de los frenos y neumáticos.

4. Aire acondicionado y ventanillas

La calefacción y el aire acondicionado utilizan gasolina para funcionar,  por ello, evita utilizarlo lo más que puedas. Cuando circules por ciudades es preferible bajar las ventanillas porque ahorras combustible, pero en velocidades superiores a los 55 km/h es preferible optar por el aire acondicionado porque el vehículo tiene mucha menos resistencia al viento con las ventanas cerradas.

5. Quita todo el peso innecesario

Un portaequipaje o un soporte para bicicletas en el techo aumenta la resistencia al viento y por consiguiente el consumo, para viajes largos es recomendable transportar todo lo que puedas dentro del vehículo o sujeto a la parte trasera para mantener la aerodinámica del diseño del coche. Por otra parte, en la vida cotidiana, en muchas ocasiones llevamos muchas cosas que no utilizamos, por lo tanto, échale un vistazo a tu cajuela y saca todo aquello que no vas a utilizar, 

6. Utiliza aplicaciones móviles para llegar a tu destino

Las aplicaciones más populares para encontrar las rutas más rápidas son Waze y Google Maps. La primera es mucho más precisa para predecir el tráfico, accidentes y así llegues más rápido y gastes menos gasolina. Estas aplicaciones pueden reducir el tiempo de traslado hasta en 10 minutos.


Finerio

Finerio es la primera aplicación en México para dar seguimiento a tus gastos mensuales y presupuestos de manera automatizada y poder así aumentar tu ahorro, totalmente gratis.

Disponible en Google Play Consíguelo en el app store