¿Estás en el buró de crédito?

Existe la creencia de que estar en buró de crédito es una cosa desastrosa y para preocuparse; sin embargo, no es así. Estar en buró de crédito es lo más normal del mundo.

¿Qué es el buró de crédito?

El buró de crédito es una institución que recolecta información crediticia de las personas, para proveerla a empresas como bancos y entidades prestamistas. En México, existen dos instituciones que recolectan información financiera: el Buró de Crédito y el Círculo de Crédito.

¿Qué significa estar en buró de crédito?

Una persona entra automáticamente al buró cuando solicita un crédito. Un crédito puede ser un préstamo personal, una tarjeta de crédito, un crédito para comprar un automóvil, un crédito para comprar una casa, o incluso servicios como televisión de paga y planes de telefonía, etc.

Entonces, si pediste tu primera tarjeta de crédito o compraste un coche, ya estás en buró de crédito y estás formando un historial crediticio. En el historial se registran los créditos que tienes y tus comportamientos como deudor de esos créditos: si pagas a tiempo, si haces pagos completos, si haces pagos mínimos, si dejas de pagar, etc. Con esta información, los bancos y entidades prestamistas pueden decidir si otorgarte un crédito o no.

¿Qué es el scoring?

El scoring es la calificación que tienes en tu historial crediticio. Si en un futuro quieres pedir un préstamo, pero tienes una mala calificación en tu historial porque anteriormente fuiste impuntual con tus pagos de crédito; entonces, es probable que no te otorguen ese nuevo crédito o te pongan tasas de interés muy altas. Por el contrario, si siempre fuiste puntual y pagabas por completo, las entidades prestamistas te abrirán las puertas y te ofrecerán mejores créditos y con mayores montos. 

Del mismo modo, si nunca has solicitado un crédito y en un futuro quieres comprar una casa o un coche (son gastos en los que es poco probable que pagues de  jalón y, normalmente, se necesita recurrir a los créditos), lo mejor es que vayas formando un historial crediticio para que puedas acceder a ellos. Recuerda que no tener un historial crediticio también te puede limitar.

Si nunca has pedido un crédito, quieres empezar a formar historial crediticio, y estás laborando, con tu comprobante de ingresos podrás acceder a créditos pequeños, y conforme vayas generando historial y este sea bueno, podrás acceder a mejores créditos. Si no tienes comprobantes de ingresos, existen diversas instituciones y bancos que son flexibles para otorgar créditos, solo pregunta.

Si has pedido un crédito y quieres saber tu scoring, puedes entrar al Buró de Crédito o a Círculo de Crédito y solicitar tu reporte, es gratuito una vez al año. Recuerda revisarlo periódicamente para conocer tu estatus y reportar cualquier error que te pueda afectar.

Si quieres conocer más sobre el historial crediticio y el buró de crédito te recomendamos leer Todo sobre el historial crediticio que siempre has querido saber.

Inscríbete a nuestro newsletter y recibe los mejores artículos de nuestro blog con cero spam. Además, recibirás la e-guía de finanzas personales de Dinerio para que aprendas a tener una relación sana con tu dinero.

Artículos relacionados