La regla de los 2 minutos para dejar de procrastinar y aprovechar tu tiempo

Ten toda tu información financiera en un solo lugar con Finerio

Disponible en Google Play Consíguelo en el app store

Es increíble el número de pendientes que se pueden acumular cuando los postergamos para el siguiente día o simplemente para después. Sin darnos cuenta, el tiempo pasa y preferimos hacer cosas más placenteras como ver Netflix o pasar tiempo en Facebook, Twitter o Instagram.

Lo malo de procastinar es que no solo tu productividad se ve afectada, sino también tu bolsillo. Y a pesar de saber esto, es complicado eliminar este mal hábito. Por ello, te compartimos una de las reglas más famosas de productividad: la regla de los 2 minutos para acabar cualquier cosa y dejar de perder el tiempo.

David Allen, especialista en productividad, menciona en su libro Getting Things Done: "si una actividad que debes realizar no te llevará más de dos minutos, debes hacerla en ese instante".

La regla de los dos minutos consta de dos partes:

Primera parte

Si tienes una tarea que puedes terminar en dos minutos o menos, debes de hacerla en ese momento. ¿Tienes algún pendiente que puedas resolver rápido? Hazlo ahora. No dejes pasar más tiempo. Empiezan a correr los dos minutos. Ahora. ¿Ya lo hiciste?  

Los pendientes que son muy sencillos y que nos quitan la concentración que requerimos para otras cosas más importantes, debemos solucionarlos en el momento. Si te piden algo que tengas a la mano, dalo en en ese momento, olvídate de la frase “ te lo paso en la tarde” o el famoso “ahorita”, después se te olvidará y o te acordarás cuando ya no sea necesario.

Ordena tus pendientes y empieza. Saca la basura. Lava los platos. Tiende tu cama. Contesta ese correo en menos de dos minutos, se breve y conciso. Haz todo aquello que puedas realizar en dos minutos para evitar llenar una lista infinita de pendientes chiquitos.

Descubre cómo gastas tu dinero y toma el control con Finerio

Disponible en Google Play Consíguelo en el app store

Segunda parte

La segunda parte consiste en empezar a resolver los grandes pendientes, mediante pequeñas tareas. Lo más difícil de una tarea que nos parece aburrida, complicada o tediosa es empezar.

Entonces ese gran pendiente hay que romperlo en varias tareas que nos ayuden a iniciarlo. Es decir, si tu meta es hacer ejercicio, puedes empezar con una tarea que implique dos minutos, como hacer tu maleta con las cosas que necesitas para ejercitarte: tus tenis, tu tapete o tu traje de natación, prepáralos. Este tipo de tareas te ayudará a ver un progreso en las tareas más complejas. 

En conclusión, tus pendientes pequeños resuélvelos de inmediato. Valora en cuánto tiempo puedes terminarlos y si requieres de más de dos minutos, entonces rompe ese gran pendiente, e inicia con una tarea que te implique dos minutos o menos. Anota y ordena en una lista solo los pendientes más grandes. En verdad dejarás de perder el tiempo y lo aprovecharás mejor.


Finerio

Finerio es la primera aplicación en México para dar seguimiento a tus gastos mensuales y presupuestos de manera automatizada y poder así aumentar tu ahorro, totalmente gratis.

Disponible en Google Play Consíguelo en el app store