Consejos para elaborar un presupuesto

Ten toda tu información financiera en un solo lugar con Finerio

Disponible en Google Play Consíguelo en el app store

Un presupuesto es una herramienta necesaria para tener finanzas personales sanas, mitigar riesgos e imprevistos y empezar a cumplir tus sueños, por ejemplo: viajar por el mundo, dejar de vivir con tus papás, comprar una casa, iniciar un negocio, dejar de trabajar; en fin, casi todo lo que te propongas es posible con anticipación, planeación y claro, un presupuesto.

Elaborar un presupuesto implica estimar las fuentes de ingresos y egresos que tendrás en un periodo determinado. La finalidad de llevar un registro del flujo de tu dinero es identificar oportunidades de ahorro, gastar menos de lo que ganas y lograr un equilibrio en tus finanzas. Si todavía no estás convencido de todos los beneficios de un presupuesto consulta 8 razones para tener un presupuesto.

Iniciar un presupuesto puede ser un poco difícil, pero una vez que lo tengas definido, después solo tendrás que hacer algunos ajustes a lo largo del camino y nunca, nunca dejar de actualizarlo.

Queremos compartirte algunos consejos básicos de Finerio para hacer tu presupuesto. Claro que son consejos generales, lo más importante es que te apropies de la herramienta y la adecúes a tus necesidades y motivaciones.

1. Identifica cuáles son tus ingresos

Esto puede parecer una tarea de lo más simple, pero de esta manera sabrás de cuánto dinero dispones mensualmente para definir la cantidad que asignarás (¡spoiler!) a cada una de las categorías de tu presupuesto. Si tus ingresos son variables, entonces tendrás que hacer ajustes a tu presupuesto.

2. Recolecta la información de tus gastos

El segundo paso es recolectar todos tus gastos del mes. Una forma sencilla de iniciar es que conforme vayas realizando tus gastos, los vayas registrando. De igual forma, recurre a toda la información que esté a tu alcance: tickets, facturas, estados de cuenta y recuerda también los pagos en efectivo.

Luego tienes que elegir un medio para apuntar tus gastos, ya sea una libreta, un archivo de Excel, o mejor aún, la aplicación automatizada de Finerio que te facilitará la vida, ya verás.

Finerio es la primera aplicación gratis en México que te permite vincular tus cuentas bancarias y registrar tus compras en efectivo para tener todos tus gastos en el mismo lugar. Olvídate de poner fórmulas complicadas en Excel, Finerio se encargará de todos los cálculos. Además, la aplicación te permite crear presupuestos, a los que da seguimiento automáticamente y te muestra, a través de gráficas, cómo estás gastando tu dinero.

3. Organiza tus gastos en categorías

Una vez que hayas recolectado la información de tus gastos y elegido el medio para registrarlos, hay que ordenarlos en categorías para identificar en qué se va tu dinero, de acuerdo con tus necesidades y proyectos. Las categorías que utilice cada persona en su presupuesto serán diferentes. Una persona casada con hijos no tiene los mismos gastos que un soltero que renta con amigos un departamento.

Finerio clasifica tus gastos automáticamente en categorías, como:    

  • Alimentos
  • Hogar
  • Educación y Trabajo
  • Auto y Transporte
  • Salud y Belleza
  • Entretenimiento
  • Viajes, entre otras.

A su vez, cada categoría tiene subcategorías para que tu presupuesto sea tan específico como tú quieras.

 Categoría Hogar y Alimentos de aplicación Finerio.

Categoría Hogar y Alimentos de aplicación Finerio.

Captura de pantalla-2.png

Lo más maravilloso de una plataforma automatizada es que tú no tendrás que categorizar manualmente cada gasto. Es decir, si hoy compras una hamburguesa y la pagas con tu tarjeta de débito o crédito, se irá directamente a la subcategoría de Restaurantes; tus compras en el supermercado se irán a la subcategoría de Despensa, que se incluyen en la categoría de Alimentos. Finerio tiene un sistema intuitivo, lo que te ahorra tiempo, y solo tendrás que hacer algunos ajustes en casos más específicos.  

Descubre cómo gastas tu dinero y toma el control con Finerio

Disponible en Google Play Consíguelo en el app store

4. Establece prioridades en tus gastos

Para identificar la importancia de cada gasto, la recomendación es tomar en cuenta la regla 50/20/30, que dice lo siguiente:

El 50% de tu dinero debe destinarse a lo que son gastos esenciales. Esto incluye el pago de renta, transporte, alimentos y pago de servicios básicos como agua, electricidad y gas.

El 20% debe destinarse a metas financieras. En Finerio definimos cuatro:

  1. Fondo para emergencias: sirve para enfrentar cualquier eventualidad, ya sea una enfermedad, catástrofes naturales o un despido del trabajo. Al menos debes tener contemplados de 3 a 6 meses de salario. Si ganas $7,500 al mes, tendrás que juntar como mínimo $22,500.
  2. Pago de deuda: incluye pago de hipoteca, créditos personales, créditos de auto, entre otros. Para decidir cómo liquidarlas, existen dos principales metodologías:
  3. Ahorros esenciales: son los que generan o aumentan ingresos (activos o educación), te dan seguridad (seguros) y se usarán en la vejez (Afore).
  4. Ahorros para sueños: son los que se usarán para viajar, comprar un auto, comprar una casa... para lo que tú quieras.

Lo ideal es que cumplas las metas financieras en ese orden, es decir, debes primero asegurarte de tener un fondo de emergencias y luego de pagar tus deudas. No te preocupes porque la meta de sueños está al final, usualmente, se logra utilizando parte de las inversiones de los ahorros esenciales.

El 30% debe destinarse al estilo de vida, que incluye entretenimiento o pasatiempos personales, suscripciones (televisión por cable, Netflix, Spotify, etc.), renta de telefonía móvil, y también gastos de compras, por lo general, grandes. Estos gastos deben hacerse luego de pagar los gastos esenciales y cubrir las metas financieras. Es posible que, este porcentaje se vea reducido si tienes deudas o prioridades distintas.

Es importante que incluyas en tu presupuesto con detalle, sobre todo, el llamado gasto hormiga, que es innecesario y muchas veces pasa desapercibido. Algunos gastos son: agua embotellada, cafés, comidas fuera de casa, idas en taxis, salidas no planeadas al cine o a bares, papitas, entre otros. Sin darnos cuenta esos gastos, de acuerdo con la Condusef, pueden llevarse alrededor de 15,000 pesos al año, los cuales bien se pueden ahorrar e invertir para lograr tus sueños. Consulta: 4 pasos para eliminar tu gasto hormiga y ahorrar $15,000 al año

5. Crea presupuestos

Ya tienes una idea de cómo establecer prioridades para el uso de tu dinero. Ahora, no las pierdas de vista, recuerda que un presupuesto es una estimación de los gastos, una estimación que debes ir monitoreando constantemente y comparando con tus gastos reales.

En un presupuesto tradicional, tendrías tres columnas con la categoría, el monto del presupuesto y el monto gastado.

Presupuesto

Categoría Monto del presupuesto Monto gastado del presupuesto
Renta $3,000 $3,000
Restaurante $1,000 $800
Cine y Música $500 $400
Total $4,500 $4,200

Cuando creas tu presupuesto en Finerio, debes definir cuáles categorías vas a considerar y asignar un monto específico de gasto a cada una de ellas. A lo largo del mes, Finerio te muestra en una gráfica, cuánto has gastado de tu presupuesto. Si te sobra, no olvides sumarlo a los ahorros.

Captura de pantalla-3.png

6. Dale seguimiento a tu presupuesto y sigue estos consejos finales

Actualiza tus gastos periódicamente. Finerio registra, clasifica y contabiliza en tu presupuesto; todos los gastos que realices con tus tarjetas bancarias, de modo que solo debes registrar tus gastos en efectivo, lo cual puedes hacer desde la aplicación en tu celular, desde cualquier lugar con conexión a Internet y en cualquier momento. Te lo hemos dejado bastante fácil.

Al término del mes, analiza tus gastos y haz ajustes en tu presupuesto, si es necesario. Probablemente, encuentres que debes reducir algunos gastos. Busca ofertas para obtener un mayor ahorro.

La idea de tener un presupuesto es saber cómo gastas tu dinero para hacer los ajustes necesarios y cumplir tus metas de ahorro e inversión, para después, tener el estilo de vida que deseas. Probablemente, los primeros meses te des cuenta de que debes recortar algunos gastos. Por eso, es muy importante que seas honesto contigo mismo en cuanto a tus necesidades reales y los lujos que puedes pagar. Quizá tengas que limitar un poco tu estilo de vida para que después puedas mejorarlo, o quizá te des cuenta que solo debes organizarte mejor, que tu principal fuga está en el gasto hormiga innecesario y que, si eliminas esos gastos, puedes reducir tus gastos sin cambiar tu estilo de vida.

Recuerda que los ahorros que vayas logrando debes invertirlos, para generar rendimientos y hacer crecer tu dinero. No pierdas de vista plataformas Fintech como Doopla, Kubo Financiero o Kuspit; que, por lo general, te dan mayores rendimientos que las instituciones tradicionales.

Evita las deudas, mientras menos deudas tengas, mejor será tu administración y tu flujo de efectivo.

Te invitamos a elaborar un presupuesto con Finerio. Es posible que la primera vez que lo uses, no serás un experto de los presupuestos, pero no desesperes, poco a poco irás perfeccionando tu presupuesto y entendiendo cómo se mueve tu dinero. Esta aplicación es para todos, sobre todo, para los que nos cuesta trabajo ahorrar. No dejes pasar un día más, usa y disfruta Finerio.


Finerio

Finerio es la primera aplicación en México para dar seguimiento a tus gastos mensuales y presupuestos de manera automatizada y poder así aumentar tu ahorro, totalmente gratis.

Disponible en Google Play Consíguelo en el app store