¿Cómo afecta la cancelación del NAIM a tu Afore? ¿Te conviene cambiar de Afore?

Ten toda tu información financiera en un solo lugar con Finerio

Disponible en Google Play Consíguelo en el app store

El anuncio de la cancelación de la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) en Texcoco provocó que la bolsa de valores y las Afores se vieran afectadas, según indicó Carlos Ramírez, presidente de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar).

Las Administradoras de Fondos para el Retiro (Afores) presentaron minusvalías durante octubre por 131,649 millones de pesos, debido a varios factores como: la volatilidad de los mercados financieros en todo el mundo; los reportes económicos de Estados Unidos y la recomendación de su Reserva Federal para subir sus tasas de interés; y la calificación a la baja del comportamiento de la economía mexicana por la cancelación del NAIM.

De acuerdo con las cifras publicadas el 5 de noviembre por la Consar, al final de octubre, los ahorros de los trabajadores que manejan las Afores ascienden a 3 billones 283 mil 428 millones de pesos, con una diferencia de 131 mil 833 millones de pesos, respecto al mismo periodo del 2017.

En ese sentido, existe una preocupación común: ¿qué pasará con los ahorros que las afores invirtieron en el NAIM? Para no entrar en pánico, hay varios elementos a entender. Primero, la diferencia entre minusvalías y pérdidas; segundo, la valuación de bonos de Fibra-E en los que invirtieron las afores; y tercero, cómo funciona la inversión en las afores.

Con esto, te darás cuenta porqué NO te conviene cambiarte de Afore en este momento.

Minusvalías VS Pérdidas

Airplanes.jpg

Muchos dicen que hubo pérdidas en las valuaciones de los activos de las Afores, pero esto no quiere decir que sean permanentes, y para expresarlo con mayor precisión, a este fenómeno se le denomina minusvalía.

Una minusvalía es la pérdida de valor temporal de un activo o también conocida como pérdida virtual; y una pérdida es la disminución de valor de un activo, ya sea por la volatilidad del mercado o de una mala administración.

En consecuencia, la pérdida se hace valida cuando por ejemplo, las acciones de una empresa están a la baja y en ese momento tú las vendes, ahí, claramente estás perdiendo dinero.

Debido a que las Afores no han liquidado (pagado) a los ahorradores, por el momento se puede hablar solo de una minusvalía, o una pérdida virtual o temporal.

Las inversiones de los ahorros de los trabajadores a lo largo del año han tenido pérdidas, pero se pueden recuperar en unos meses o años se mediante otras inversiones.

Recordemos que las Afores tienen un horizonte de inversión mínimo de 10 años, y de ahí, 20 o 30 años, dependiendo de cuando abras tu cuenta de Afore. En ese tiempo se pueden hacer ajustes para recuperarse. A largo plazo, la cancelación del NAIM puede ser simplemente una rayita abajo en la gráfica de rendimientos.

 Fuente: Consar.

Fuente: Consar.

Por ejemplo, en el último año, las Afores también han tenido ganancias. Entre  septiembre de 2017 y de 2018, en promedio, la Siefore 1, 2, 3 y 4 han tenido un rendimiento de 7.49%. Solo en diciembre de 2017, la Siefore Básica 4 tuvo rendimientos de 10.74%.

Los mercados son volátiles, pero tienden a aumentar su valor. Así que, lo mejor será tranquilizarnos y no cambiar de Afore hasta que suban los rendimientos.

Descubre cómo gastas tu dinero y toma el control con Finerio

Disponible en Google Play Consíguelo en el app store

¿Qué pasa con los bonos y Fibras que se invirtieron en el NAIM?

naim.jpeg

El bono de inversión en el Naim con vencimiento en 2026 ha tenido una caída del 12.98% desde el 15 de noviembre del año pasado, cuando se iniciaron las operaciones de este instrumento. El precio del bono cerró el 25 de octubre en 88.90 dólares.

En los mercados internacionales, en los cuales se colocaron bonos con vencimiento en 2028 y 2047, los bonos también presentaron un retroceso. En el caso del primero, cerró en 86.80 dólares desde los 97.78 dólares con los que debutó en noviembre pasado. El bono que vence en 2047 cerró en 84.34 dólares, ha perdido 14.26%, desde el 15 de noviembre de 2017.

Por otra parte están las inversiones a través de la Fibra E, un fideicomiso del gobierno federal que emitió certificados para financiar 30 mil millones de pesos en infraestructura del NAIM.

Las Afores Inbursa, PensionISSSTE, Profuturo, GNP y XXI-Banorte invirtieron cerca de 13 mil millones de pesos en el proyecto del nuevo aeropuerto por medio de la Fibra E. Participaron con menos del 10% en el NAIM, lo que al mismo tiempo representa menos del 0.4% del ahorro administrado por las Afores.

Con cancelación del NAIM, las inversiones de los ahorradores no se afectarán, aseguró la Asociación Mexicana de Administradoras de Fondos para el Retiro (Amafore), que aglutina a todas las Afores del país.

Los instrumentos utilizados por las Afores para esta inversión, Fibra E y Bonos, están respaldados con el cobro del TUA (Tarifa de Uso de Aeropuerto), es decir, por el flujo de pasajeros. La inversión del ahorro cuenta con garantías suficientes para recuperar el capital más un rendimiento superior a la inflación.

¿Cómo funcionan las Afores?

Las Afores invierten mediante sociedades de inversión llamadas Siefores y están pensadas para diferentes horizontes de inversión (tiempo). Por esto, las Siefores se dividen en cinco grupos, de acuerdo con la edad de los trabajadores:

Siefore Básica de Pensiones (SB0): 60 años y más, muy cercanos a disponer sus recursos para el retiro.

Siefore Básica 1 (SB1): 60 años de edad o más que no les corresponda invertir sus recursos en la Sociedad de Inversión Básica de Pensiones y los recursos de los pensionados estén bajo la modalidad de retiros programados.

Siefore Básica 2 (SB2): entre 46 y 59 años de edad.

Siefore Básica 3 (SB3): entre 37 y 45 años de edad.

Siefore Básica 4 (SB4): 36 años de edad o menos.

A mayor edad, menos plazo de inversión, menos riesgo, pero mayor disponibilidad de dinero. En ese sentido, las leyes mexicanas establecen límites de inversión para que las Afores no hagan trampa y no te salgan con que no puedes disponer de tu dinero porque están invertidos a 10 años.

Estos son los límites de inversión por tipo de activo.

 Fuente: Consar.

Fuente: Consar.

Como puedes ver, el límite de inversión en fibras es de máximo 10% del total de activos.  En la SB1 es de solo 5%, por lo que la afectación debido a la probable cancelación del NAIM es menor para los que están próximos a jubilarse.

Es decir, las leyes obligan a las Afores a diversificar para que tú como ahorrador, tengas en mínimo de afectaciones por las fluctuaciones del mercado u administración.

Además, para que las Afores no desaparezcan de un día para otro con tantos millones, cada día, están obligadas a hacer un corte de caja y valúan sus activos de acuerdo con las condiciones de los mercados. De esa manera, nos enteramos de las ganancias o las pérdidas que se pueden dar en un mes. Y es con lo que te informan cada tres meses cómo van creciendo tus ahorros.

Conclusión

A pesar de que solo cuatro Afores invirtieron en el NAIM, todas las Afores se vieron afectadas, ya que todo el mercado tuvo bajas ante la noticia de la probable cancelación del NAIM.

Tanto los Bonos y Fibras relacionadas con el NAIM está respaldados por TUA, es decir, si el NAIM se cambia de lugar, el TUA pagará el capital invertido y el rendimiento a los ahorradores.

El impacto de la cancelación del NAIM no se verá en el corto plazo, pero se puede agrabar si continúa la incertidumbre. Por otra parte, gracias a la diversificación y al horizonte de inversión de largo plazo, las Afores pueden recuperar lo invertido.

Es el peor momento para cambiarse de Afore. Si tu Afore invirtió en el NAIM, y no te sientes cómodo con el tipo de inversión que hicieron con tus ahorros, lo peor que puedes hacer ahora  es cambiarte de Afore. Recuerda que las minusvalías son pérdidas temporales o virtuales que la haces válidas la momento de vender. Si cambias de Afore, estarías vendiendo algo que te generará pérdidas.

Tendrás pérdidas, si haces retiros parciales de tu Afore. Si en este momento, decides tomar dinero de tu cuenta individual de apoyo para el matrimonio o por desempleo, tu saldo se verá afectado.

Consejos para cambiar de Afore

  • Cambio una vez al año. Puedes traspasar tu cuenta individual de Afore una vez al año a cualquier administradora de pensiones y una segunda ocasión en ese mismo año si te cambias a una operadora que dé un mayor rendimiento neto. Después del traslado deberás permanecer al menos un año en la Afore.

  • Considera rendimientos netos. Antes de cambiar de Afore revisa los rendimientos netos que las administradoras de pensiones otorgan, la comisión que cobran y el servicio que ofrecen. La información está disponible en la página de internet de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro.

  • Toma en cuenta comisiones. De acuerdo con la Organización para la Coperación y Desarrollo Económicos (OCDe), una comisión de 1% sobre el monto de tus ahorros, reduce el saldo acumulado en 20% en un periodo de 40 años. Elige una baja comisión y altos rendimientos en los últimos meses.

  • Traspasos. No los realices durante los periodos en los que las Afores reportan minusvalías. Pregunta al agente sobre el momento que atraviesan las Afores.


Finerio

Finerio es la primera aplicación en México para dar seguimiento a tus gastos mensuales y presupuestos de manera automatizada y poder así aumentar tu ahorro, totalmente gratis.

Disponible en Google Play Consíguelo en el app store