Tarjetas de crédito: ¿qué tipo de deudor eres?

Si tienes una tarjeta de crédito, sabrás que es una gran herramienta para adquirir bienes y servicios de manera cómoda y sencilla y pagar por ellos tiempo después, lo que ayuda a tu flujo de efectivo y por consecuencia, a tu cartera. También, has de saber que tu línea de crédito no es un ingreso extra y que después de cada fecha de corte, debes pagarle al banco el crédito que has utilizado.

Existen diferentes perfiles de pagadores de las tarjetas de crédito con relación al porcentaje del saldo que pagan cada mes. Los describimos a continuación, para que los conozcas y sepas qué tipo de deudor eres y si es tu caso, cuánto te está costando tu crédito:

1. Los totaleros

Al final del mes pagan puntualmente el total de su saldo. Son buenos pagadores y tendrán un excelente historial crediticio.

Ser un cliente totalero del banco es el mejor negocio para ti. Todas tus compras pueden generar puntos con tu tarjeta de crédito, (según los beneficios que ofrezca la institución financiera) que después podrás utilizar para comprar viajes, aparatos electrónicos o diferentes accesorios; en algunos casos incluso tus puntos se pueden cambiar por dinero en efectivo. Tu tarjeta de crédito no generará intereses y el banco te premiará reduciendo tu tasa de interés, por si algún día no pagas a tiempo, el monto generado por intereses no será tan alto.

¿Quieres saber más acerca del historial crediticio? Da clic aquí.

2. Los del pago mínimo

Pagan el mínimo que exige el banco, sin embargo, adquieren altos intereses y pueden tardar meses o incluso años en liquidar su deuda.

¿Qué es el pago mínimo? Es la cantidad más baja que debes pagar en tu fecha límite de pago, para que el banco considere que tu tarjeta está al corriente. Muchos se tranquilizan al ver que esta cantidad es mucho menor a su adeudo total y consideran este monto como la cantidad a pagar cada mes, lo que ocasiona que sus deudas crezcan exponencialmente.

El pago mínimo de tu tarjeta de crédito corresponde al monto mayor que resulte de las siguientes dos fórmulas:

  • 1.25% del límite de la línea de crédito.
  • La suma del 1.5% del saldo insoluto de la parte revolvente de la línea de crédito al corte, más los intereses y el IVA que le corresponden. ¿En español? El 1.5% de lo que debes al corte, más los intereses e IVA que le corresponden.

La regla general es: entre más alta sea tu línea de crédito, más altos serán tus pagos mínimos.

Pagar el mínimo no es una buena idea, ya que seguirás generando intereses por el monto de la diferencia del pago mínimo con tu saldo total.

3. Los temerarios

Pagan menos del mínimo y, en consecuencia, adquieren una deuda monumental, en comparación con su saldo inicial. Además, tardan un muy largo periodo de tiempo en liquidar su deuda, su historial crediticio se ve afectado y les resulta difícil obtener otro préstamo.

Cuando no se hace el pago mínimo de la tarjeta de crédito, el banco cobra “intereses moratorios”, que resultan de multiplicar la tasa de interés ordinaria anual por un factor de hasta 3 veces.

La tasa de interés ordinaria resulta de sumar la TIIE y un máximo de 38 puntos. Actualmente, la TIIE es de 7.645. Entonces, en el peor de los casos, la tasa de interés moratoria sería de 136.94% anual. ¡Nunca pagues menos del mínimo de tu tarjeta de crédito!

 

Artículos relacionados

4. Los que pagan más del mínimo

Pagan alrededor del doble del pago mínimo establecido, por lo que podrán cubrir su deuda con menos intereses, pero con intereses al fin. La desventaja es que tardarán varios meses en pagar y su tarjeta generará intereses cada mes, considerando la tasa de interés ordinaria anual, que puede ser de hasta 45.645% sobre el saldo pendiente.

 

¿Cómo se traducen estos perfiles en cifras?

En Finerio, realizamos un ejercicio para calcular los montos a cubrir por cada tipo de deudor, de acuerdo con un saldo inicial de $6,000. Cabe decir que, la tasa de interés anual y el límite de la línea de crédito son las principales variables que influyen en el cálculo de los intereses y, con eso, la cantidad final a pagar.

La tasa de interés anual es el monto de dinero que el banco cobra sobre un préstamo. Esta tasa varía según el banco y el tipo de tarjeta de crédito.

Para este ejercicio, consideramos las siguientes variables:

  • Banco Santander. Tarjeta Santander Zero (sin comisiones)
  • Saldo deudor inicial: 6,000 pesos
  • Tasa de interés ordinaria anual de 35%
  • Límite de crédito de 18,000 pesos

De esta manera, la tasa de interés moratorio es de 105% y el pago mínimo se calcula de la siguiente manera:

  • 1.25% de la línea de crédito: $18,000 * 0.0125 = $225
  • 1.5% del saldo insoluto más intereses e IVA correspondientes al corte (en el caso del ejemplo no se tienen intereses de periodos pasados): $6,000 * 0.015 = $90

Por lo tanto, el pago mínimo será de 225 pesos.

Cálculo de los pagos según el tipo de deudor

*Fuente: datos obtenidos a partir de la Calculadora de pagos mínimos de la CONDUSEF, 2018.

*Fuente: datos obtenidos a partir de la Calculadora de pagos mínimos de la CONDUSEF, 2018.

En la tabla podemos observar que, los totales finales son bastante variables. Con un pago mínimo, el pago final es de poco más del doble de tu saldo inicial. La mejor opción es usar tu tarjeta como una forma de pago y ser un cliente totalero para no generar intereses, ganar puntos o poder conseguir otros préstamos cuando los necesites, con una mejor tasa de interés.

Con la Calculadora de pagos mínimos de la CONDUSEF puedes conocer la cantidad de dinero que tendrías que pagar con saldo mínimo o más, en caso de no cubrir el total de tu saldo mensual. Solo tienes que identificar los siguientes datos en tu estado de cuenta: institución financiera, tipo de tarjeta de crédito, lo que debes en el mes, tasa de interés anual, límite de crédito y fecha del siguiente corte.

Finalmente, ahora que sabes que puedes adquirir una deuda gigante si no liquidas el total de tu tarjeta de crédito, ¿has hecho un presupuesto de lo que puedes gastar mensualmente? ¿Tienes un control de los gastos que realizas con este medio de pago? ¿Pagas puntualmente tus tarjetas? Esto sin duda puede ser la clave para evitar quedar endeudado. Déjanos tus comentarios.

Recuerda que Finerio junta la información de todas tus tarjetas de crédito y débito en un mismo lugar, para que puedas crear y dar seguimiento a tus gastos y tener control total de tu dinero. Evita pagar comisiones e intereses innecesarios y mantente siempre al tanto de cómo está tu cartera. ¿Ya descargaste la app?