8 razones para tener un presupuesto

Si a tu vida no le encuentras ni pies ni cabeza en el presente y menos cuando piensas en tu futuro, seguramente es porque no tienes un plan que te ayude a lograr tus metas. Quieres irte de viaje, pero no sabes cuándo ni por cuánto tiempo. Quieres comprar un coche, pero aún lo sigues posponiendo. Quieres aprender un idioma, pero no has ahorrado para las clases. Tienes mil metas en mente, pero no has logrado hacer ni una.

¿Quieres saber porque un presupuesto es excelente para empezar a lograr tus metas? Te dejamos 8 razones para tener un presupuesto personal; todas con la intención de mejorar tu vida:

1. No te endeudas

Si tienes deudas seguramente sabes que son porque gastaste más dinero del que tenías al abusar de tu tarjeta de crédito, pedir un préstamo y no hacer un plan financiero para pagarlo, o ni siquiera detenerte a pensar si podías pagar ese crédito.

Con un presupuesto no te dejarás llevar por la emoción del momento y te apegarás a los presupuestos que tengas contemplados para ciertos aspectos (renta, entretenimiento, alimentación, viajes, servicios, etc.). De esta forma, no gastarás dinero que no tienes y sabrás exactamente tus ingresos y tus gastos en un periodo de tiempo, lo que te permitirá determinar cuánto puedes empezar a ahorrar.

Asimismo, eliminarás por completo el mal hábito de endeudarte, y solo adquirirás aquellas deudas que te permitan cumplir una meta: adquirir una hipoteca, crédito para un coche, préstamo para tu negocio, etc. Recuerda que endeudarte no es malo; sin embargo, lo es cuando sacrificas tus necesidades futuras por placeres momentáneos. Piensa en eso.

2. Ahorras en serio

Con un presupuesto no abandonas el hábito del ahorro tan fácilmente. A diferencia de las personas que tienen un presupuesto, las personas que no, ahorran menos o no ahorran nada. Es más difícil abandonar el hábito del ahorro cuando sabes de antemano que debes ahorrar cierta parte de tus ingresos como si fueran un gasto más.

Además, al estar monitoreando constantemente tus presupuestos en otras categorías, empezarás a identificar gastos innecesarios que puedes evitar y empezarás a buscar opciones para reducir tus gastos actuales: utilizar transporte público, cocinar en casa, comprar productos genéricos, compartir tu departamento, etc.

3. Cumples tus metas

Con los ahorros que generas te das cuenta de que por fin ya puedes cumplir las metas que te habías propuesto: irte de viaje, pagar clases para aprender un nuevo idioma, comprar tu auto, salirte de la casa de tus padres, pagar una deuda, etc. De igual modo, la meta misma de llevar un presupuesto y apegarte a él será un gran éxito.

Recuerda que cumplir tus metas financieras conlleva a cumplir tus metas personales, lo cual te hará tomar el control de tu propia vida para que no te estanques. ¿Qué razón puede ser mejor?

4. Mejoras tu salud

Hay otra excelente razón para llevar un presupuesto personal: tu salud. Cuando tienes un presupuesto empiezas a ser consciente de los malos hábitos de gasto que tienes y que no solo afectan a tu bolsillo, sino a tu cuerpo también.

Dejas de comer en cualquier puesto de la calle, empiezas a evitar la comida chatarra, evitas gastar tu dinero en fiestas, alcohol, cines, plazas y cancelas servicios que te mantienen sedentario en tu hogar. En lugar de eso, concinas en casa, prefieres visitar parques naturales o asistir a actividades gratuitas, y empezar a ejercitarte.

Artículos relacionados

5. Fortaleces tu fuerza de voluntad y adquieres paz

Cuando te apegas a un presupuesto aprendes a decir no y a ponerte límites a ti mismo para cumplir tus objetivos. Tomas mejores decisiones y más informadas. Eso te ayudará en otros aspectos de tu vida para lograr lo que te propongas.

Igualmente, con un presupuesto adquieres paz financiera porque te dejas de preocupar y perder el sueño por problemas financieros. Con un presupuesto tomas el control, planeas y utilizas tu dinero sabiamente.

6. Estás preparado para las emergencias

Cuando tienes un presupuesto empiezas a entender cómo utilizar tu dinero inteligentemente y eres consciente de que parte de tus ahorros debe ir a un fondo para emergencias para cuando se presente cualquier eventualidad (pierdas tu empleo, un accidente, una enfermedad, etc.)

El fondo de emergencias debe ser el equivalente de 3 a 6 meses de tus gastos. Es decir, si tus gastos mensuales son de 8 000 pesos, tu fondo de emergencias debe ser de mínimo 24 000 pesos.

Empieza ahorrando poco a poco para ese fondo de emergencias y ponte metas realistas para que no abandones tu objetivo. Recuerda que el fondo de emergencias es un aspecto primordial.

7. Estás preparado para la jubilación

Otro aspecto de tu presupuesto es el ahorro para la jubilación. ¿Has hecho cuentas de cuánto dinero necesitarás para cuando dejes de trabajar? Te recomendamos leer ¿Cuánto dinero necesitas ahorrar para cuando seas viejo? Seguramente te irás para atrás. Lo más recomendable es que ahorres dinero para este aspecto que, aunque se ve lejano, algún día llegará.

8. Hacer un presupuesto es sencillo

Todo lo anterior lo puedes obtener de forma fácil porque hacer un presupuesto personal es sencillo, quizá lo complicado sea apegarte a él y no rendirte.

Sin embargo, ya existe Dinerio: la primera plataforma de finanzas personalizadas totalmente gratis en México. Con Dinerio puedes crear presupuestos personalizados que se actualizan automáticamente debido a que Dinerio liga tus cuentas bancarias para extraer tu información financiera. Los únicos gastos que actualizarás manualmente son los que hagas en efectivo. ¡Olvídate de tu presupuesto en Excel, ahorrarás mucho tiempo!

Con Dinerio puedes tener un presupuesto flexible mes con mes y ajustar el dinero que quieras gastar en cada categoría en caso de tener imprevistos. Además, tendrás un panorama general de tus finanzas desde un solo lugar y en cualquier lugar en el que estés.

Apegarte a un presupuesto no tiene que ser sinónimo de sufrimiento, sino de libertad financiera. ¡Regístrate aquí y empieza a ahorrar el 20% de tus gastos! Con Dinerio no te rendirás tan fácilmente.

No olvides suscribirte a nuestro blog para que recibas en tu mail los mejores artículos. ¡Cero spam!