10 errores costosos de los inversionistas

Ten toda tu información financiera en un solo lugar con Finerio

Disponible en Google Play Consíguelo en el app store

Invertir es cada vez más accesible para todos, hay una gran oferta de diferentes instrumentos en el mercado y es posible comenzar a invertir montos desde los 100 pesos; sin embargo, esto supone un riesgo. Las instituciones financieras más importantes del mundo, así como gurús de las finanzas difieren al definir una estrategia y enfoque para tener una inversión exitosa; no obstante, varios concuerdan en evitar los siguientes errores, ya que hacen perder dinero, tanto a los inversionistas principiantes como a los más experimentados.

1. No saber cuánto invertir

Solo debes invertir aquellos ahorros que no necesites, ya que los recursos que inviertas no estarán disponibles para poder utilizarlos durante un determinado tiempo, dependiendo el instrumento en el que inviertas. Además, es posible perder parte de los recursos que inviertas. No te asustes, no es 100% probable, pero puede pasar. Así que asegúrate de invertir solo el dinero que no es esencial para tu vida cotidiana (incluye fondos de emergencia, que deben estar disponibles para ti en cualquier momento).

2. Invertir sin informarse

No tienes que ser un experto en inversiones, pero sí debes informarte muy bien. Existen un montón de opciones en el mercado, por lo que seguramente existe un producto de inversión acorde a tus necesidades. Investiga acerca de los rendimientos que ofrecen y las comisiones que se cobran por tener un portafolio en una determinada entidad financiera.

¿Por qué es importante conocer en qué vamos a invertir? Porque debes invertir en algo que te emocione, conozcas y que comprendas su funcionamiento.

En caso de invertir en acciones de empresas específicas, de acuerdo con El Economista, debes conocer sus planes de negocio, quiénes son sus directivos, cuál es su estado financiero, perspectivas de crecimiento económico y progreso que tiene en el sector en el que se desarrolla. Además, debes confirmar la información en varias fuentes, porque puede ser que algunas noticias estén sesgadas o que exageren los éxitos o fracasos de una empresa.

3. No conocer tu nivel de riesgo

Ninguna inversión está libre de riesgo, pero es más fácil reducirlo cuando entiendes cómo funciona la inversión que quieres realizar. Nuestro perfil como inversionistas se determina en gran parte por nuestra tolerancia al riesgo. A mayor riesgo, mayores rendimientos (ganancias). Al momento de invertir, debemos determinar cuánto riesgo estamos dispuestos a asumir, considerando los rendimientos que podríamos obtener.

Los perfiles de los inversionistas más conocidos son: conservador, que prefiere una inversión de bajo riesgo, aunque tenga bajos rendimientos; moderado, tiene un portafolio con mayor número de instrumentos seguros, pero incorpora algunos más riesgosos para buscar un mayor rendimiento; agresivo, opta por invertir en instrumentos de alto riesgo porque le pueden dar mayores rendimientos, sin embargo, tiene mayor riesgo de perder parte de su inversión.

 Para ganar experiencia, puedes comenzar con un perfil conservador y luego acceder a otras opciones de mayor riesgo y, por lo tanto, de mayores rendimientos.

Te recomendamos leer Guía para invertir en Cetes y 5 inversiones que los millennials podemos hacer.

4. Invertir sin definir un plazo

Debes conocer el tiempo en que se desarrollarán tus inversiones: en el corto, mediano o largo plazo. Debes saber que, el dinero que inviertas, la mayoría de las veces, no estará disponible en días, meses, años o en el peor de los casos, nunca, si pierdes tu inversión. En ocasiones, puedes retirar tu dinero antes del plazo establecido sin que la institución financiera te cobre penalizaciones, pero en la mayoría de los casos, si sacas tu dinero antes del plazo establecido, tendrás pérdidas.

5. Tomar decisiones con las emociones

En las inversiones, debes evitar tomar decisiones por impulso: las famosas “corazonadas”. Muchos inversionistas, basándose en el miedo, venden sus inversiones van a la baja, pero no consideran que en un largo plazo se puede recuperar su valor. Por el contrario, cuando una inversión va bien, algunos buscan obtener más ganancias aumentando su participación, pero si se trata de una especulación, después tienen pérdidas. Lo mejor es respetar las reglas de riesgo en tus inversiones.

William J. Bernstein, en su libro "Los cuatro pilares de la inversión", aconseja no participar en el "comportamiento de rebaño”, es decir, no comprar cuando todos compran y no vender cuando todos venden. En una inversión a largo plazo y con una buena estrategia de diversificación, no tenemos que retirar nuestra inversión al momento de presentarse algunos problemas. Por ello, debemos estar informados y tomar decisiones lo más objetivas posibles.

Descubre cómo gastas tu dinero y toma el control con Finerio

Disponible en Google Play Consíguelo en el app store

6. Pensar en los resultados del pasado

Los rendimientos pasados no son garantía de los futuros. Es una regla de oro porque las condiciones son muy distintas a lo largo del tiempo. Las inversiones se deben hacer con base en un monitoreo constante de su desarrollo y de cómo será la proyección de tus inversiones, lo que te permitirá tomar una decisión en caso de que no sea como lo que esperabas.

7. No frenar las pérdidas

Al considerar los riesgos de una inversión, debemos saber que existe la posibilidad de perder todo o parte de nuestro capital. Debes establecer reglas para retirarte si una inversión te está generando pérdidas y no se recuperará de ningún modo.

8. Encariñarse con un valor

Pensar que invertir es bueno porque el costo inicial es bajo es una equivocación. Nadie garantiza que esa inversión adquiera valor en el futuro. Tampoco debes dar por hecho que si un tipo de inversión está aumentando su valor, debes invertir en ella, puede que esté sobrevaluada y luego se desplome su precio. Busca invertir en cosas de calidad, no en algo barato o popular.

9. No diversificar

Diversificar significa dividir nuestras inversiones en diferentes tipos de instrumentos (como acciones, bonos, bienes raíces, entre otros) con distintos perfiles de riesgo y rendimientos, de acuerdo con los objetivos de tu inversión y tus necesidades. En las inversiones aplica la regla de no poner todos tus huevos en la misma canasta. Distribuir tu capital en diferentes instrumentos te ayuda a minimizar los riesgos de tu inversión.  

Si no sabes bien qué es una acción o un bono, lee nuestra guía completa de ¿Cómo invertir en la bolsa?

El equipo de Tomy Robbins, uno de los más reconocidos estrategas de negocios, propone que para crear una diversificación exitosa, debes pensar como el director técnico de tu equipo deportivo favorito. ¿Por qué? Un entrenador arma un equipo con una ofensiva agresiva (perfil agresivo) y una defensa fuerte (perfil conservador); además, conoce las fortalezas y debilidades de cada uno.

En la defensiva asignarás activos de menor riesgo (por ejemplo: instrumentos de deuda como CETES), para tener seguridad y tranquilidad si tus jugadores ofensivos reciben un golpe.

Mientras que, en la ofensiva tendrás una estrategia de mayor riesgo (por ejemplo: acciones). Es probable que con esto puedas hacer crecer tu dinero, aunque es más riesgoso y volátil, es decir, tu inversión puede ser afectada por diferentes factores como las crisis financieras.

Así como es un error tener un solo tipo de inversión, también lo es invertir solamente en empresas nacionales por pensar que “las conocemos mejor”. Curiosamente, este error es de los más comunes entre los inversionistas mexicanos, que temen del ambiente geopolítico en México pero la mayoría solo invierte en empresas del país, según indica la encuesta Natixis Global Asset Management en México.

10. Invertir sin impuestos en mente

Es muy satisfactorio ganar dinero gracias a tus inversiones diversificadas porque es el resultado de un gran esfuerzo y paciencia, sin embargo, nunca olvides investigar cuáles son tus obligaciones fiscales. Cada instrumento de inversión tiene diversos impuestos.

Por ejemplo, si inviertes en CETES, la propia institución financiera retiene mensualmente el Impuesto Sobre la Renta (ISR), pero si los intereses reales de inversiones (después de restar el ISR), salarios e ingresos por otros conceptos, como servicios profesionales, arrendamiento de bienes inmuebles, premios, entre otros;  son superiores a $100,000, entonces, tienes que rendir una declaración anual.

Cabe aclarar que “los intereses reales son los rendimientos que dio la inversión menos la inflación. Es decir, los $100,000 deben resultar después de hacer ese ajuste”, dice  Claudia Campos, socia del Área de Impuestos y Servicios Legales de Price Water House Coopers (PwC).

Por otra parte, las ganancias obtenidas por la compra-venta de acciones de empresas que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores no pagan impuestos, sin embargo, la Ley del Impuesto Sobre la Renta, considera algunas excepciones.

Finalmente, podemos decir que estas pequeñas lecciones nos pueden ayudar a tomar mejores decisiones al momento de invertir. Quizá el error número dos es uno de los más importantes, para cada duda que tengas, debes investigar o preguntar a un especialista. No dudes en empezar a hacer crecer tus ahorros teniendo en cuenta esta lista.

Fuentes:

Bancomer. Los 10 errores más comunes de un inversor novato. Recuperado de: https://www.bbva.com/es/los-10-errores-mas-comunes-de-un-inversor-novato/

Equipo Tony Robbins. 5 costly investing mistakes. Recuperado de: https://www.tonyrobbins.com/wealth-lifestyle/5-costly-investing-mistakes/

Flores, Matania. "Pierde el miedo. No vendas cuando tus inversiones vayan a la baja". Revista Condusef. Recuperado de:  http://www.condusef.gob.mx/Revista/index.php/ inversion/otros/303-pierde-el-miedo

Ilse Santa Rita. Evite problemas con el fisco recuerde que los intereses obtenidos por sus inversiones también generan obligaciones tributarias. Recuperado de: http://imcp.org.mx/areas-de-conocimiento/contabilidad/evite-problemas-con-el-fisco-recuerde-que-los-intereses-obtenidos-por-sus-inversiones-tambien-generan-obligaciones-tributarias/

Querido dinero. Errores comunes de los inversionistas. Recuperado de: http://queridodinero.com/errores-comunes-de-los-inversionistas/

Finerio

Finerio es la primera aplicación en México para dar seguimiento a tus gastos mensuales y presupuestos de manera automatizada y poder así aumentar tu ahorro, totalmente gratis.

Disponible en Google Play Consíguelo en el app store