¿Cómo invertir en la Bolsa de Valores?

Muchos de nosotros hemos escuchado hablar de la Bolsa de Valores, pero pocos comprenden de qué se trata; esto debido a que, en épocas pasadas, solo los inversionistas con grandes capitales o las personas instruidas podían acceder a ella. No obstante, hoy en día, se está democratizando el acceso a las inversiones y a la educación financiera a través de internet y las nuevas tecnologías financieras, lo que facilita que cualquier persona pueda empezar a invertir con montos desde 100 pesos.

¿Quieres aprender a invertir en la Bolsa? Sigue leyendo. Te recomendamos revisar los conceptos básicos de las inversiones que vienen al final del artículo.

¿Qué es la Bolsa de Valores?

La Bolsa de Valores es una institución en donde se realiza la compra y venta de valores, es decir: venta y compra de acciones de sociedades o empresas, bonos públicos o privados, certificados, fondos de inversión, etc. En la Bolsa existen una gran variedad de instrumentos de inversión.

La Bolsa de Valores tiene la función de facilitar las negociaciones de la compra y venta de valores, y también la obligación de regular y garantizar la legalidad, seguridad y transparencia de dichas transacciones.

Dentro de la Bolsa de Valores participan empresas y gobiernos, inversionistas e intermediarios.

Empresas y gobiernos: son los que demandan capital, venden acciones o bonos de su empresa o sociedad para poder financiar proyectos propios.

Inversionistas: personas que cuentan con capital para invertir. Los inversionistas se benefician de los rendimientos que proporcionan las acciones, bonos y otros instrumentos que adquieren en la bolsa.

Intermediarios: son los operadores autorizados para llevar a cabo las transacciones entre inversionistas y empresas o gobiernos satisfactoriamente. Son las casas de Bolsa, los corredores de Bolsa, los agentes, etc. Ellos se benefician al hacer su labor a cambio de una comisión.

En México existe la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) perteneciente al grupo BMV.

¿Cómo funciona la Bolsa de Valores?

Contrario a lo que se cree, la Bolsa de Valores no es un lugar lleno de especuladores peleándose por dinero ni arriesgándolo todo. De hecho, el funcionamiento de la Bolsa de Valores es más transparente y menos complejo de lo que parece.

La Bolsa de Valores es como un mercado en donde se ofertan y se compran diferentes instrumentos de inversión. Una empresa, sociedad o gobierno entra a la Bolsa cuando requiere de capital para crecer y busca socios o inversionistas que quieran invertir ese capital.

¿A qué instrumentos de inversión puedes tener acceso en la Bolsa?

Existen diversos instrumentos que componen la Bolsa, algunos ejemplos son:

Mercado de Capitales

  • Acciones

Por lo general, las empresas ofrecen acciones a través de la Bolsa, y los inversionistas las compran.

Las empresas o sociedades cotizan sus acciones al hacer públicos sus estados financieros, pues a través de ellos se puede conocer su situación financiera y determinar su valor y condiciones en las que se encuentra.

Los inversionistas o accionistas que poseen acciones pueden vender esas acciones a futuro, en caso de que ya no las quieran o porque necesiten su dinero. No está de más mencionar que antes de comprar acciones es necesario informarse y evaluar a fondo la empresa en cuestión.

Las acciones se dividen en mercado primario y mercado secundario. Cuando una empresa ofrece públicamente acciones por primera vez se conoce como mercado primario, y cuando las acciones se negocian entre particulares se conoce como mercado secundario.

Cabe resaltar que el precio de las acciones, al igual que del resto de los productos en el mercado, se rige por la ley de la oferta y la demanda.

  • FIBRAS

Es la abreviación de Fideicomiso de Inversión y Bienes Raíces. Es decir, permiten invertir en Bienes Raíces. Al invertir en FIBRAS inviertes en varias propiedades, por lo que, si hay un problema con alguna, las demás seguirán generando ganancias. Por lo general, las empresas que acuden a la Bolsa Mexicana de Valores para buscar financiamiento a través de este instrumento, se dedican a construir edificios para oficinas, centros comerciales, departamentos, hoteles, resorts, etc.

  • ETFs o Tracs

Es la abreviación de Exchange Traded Fund. Son fondos que se comportan como si fueran una acción, es decir, su precio fluctúa constantemente y los puedes vender en cualquier momento, pero en realidad, estos fondos son un conjunto de acciones específicas (por ejemplo, bonos de deuda de Estados Unidos o bonos de la industria de oro global, etc.). Existen todo tipo de ETFs: de deuda, regionales e industriales.  Últimamente se han puesto de moda por sus bajos costos de manejo (normalmente debajo del 0.5%). En México se conocen como Tracs (Títulos Referenciados a Acciones).

Mercado de deuda

  • Fondos de inversión en instrumentos de deuda

Se llaman instrumentos de deuda porque es dinero que prestamos al emisor. El emisor está obligado a pagar ese dinero en un plazo determinado, más intereses. Estos instrumentos pueden ser de renta fija o variable, dependiendo de las condiciones que se establezcan.  

Como ejemplo de instrumentos de deuda en México están los gubernamentales (bonos, Cetes), bancarios (pagarés, certificados) y privados (obligaciones, papel comercial). Estos instrumentos existen a corto, mediano y largo plazo.

Te recomendamos leer Guía para invertir en Cetes y 5 inversiones que los millennials podemos hacer.

Los toros y los osos

En el mundo financiero hay dos símbolos que expresan el comportamiento y las tendencias del mercado: los toros y los osos. Al ambiente que va al alza en la Bolsa de Valores y a los inversionistas que son optimistas y “atacan” se les conoce como toros, mientras que al ambiente que va a la baja y los inversionistas que son pesimistas o conservadores se les conoce como osos.

Se dice que adquirieron estos nombres por la forma en que estos animales atacan. Los toros transmiten agresividad financiera, optimismo y prosperidad, mientras que los osos simbolizan el invierno, la nobleza y la hibernación. Cabe resaltar que un inversionista puede comportarse como un toro en algunas ocasiones y como un oso en otras.

Entonces, cuando hay un ambiente de toros se puede decir que el mercado es optimista y rentable; sin embargo, puede haber equivocaciones, tal como ha sucedido en las crisis financieras. Por otro lado, si hay un ambiente de osos, significa que el mercado está pasando por caídas o periodos de inestabilidad.  

Artículos relacionados

¿Cómo reconocer el ambiente en la Bolsa de Valores?

Es difícil predecir el mejor momento para invertir porque la Bolsa de Valores depende de muchos factores. Sin embargo, existen ciertos puntos clave que te ayudarán a reconocer “momentos toro” y “momentos oso”.

De acuerdo con El Economista, antes de comprar acciones en alguna compañía es necesario que conozcas: a) el estado en que está esa compañía y las expectativas de crecimiento que tiene, b) las perspectivas de desarrollo económico del país en el que está la compañía y c) el progreso que tiene el sector en que se desarrolla la firma.

Antes de invertir en otros instrumentos financieros infórmate bien de los riesgos, lo puedes hacer consultando las calificaciones que tienen algunas instituciones que emiten los instrumentos, estas calificaciones son proporcionadas por instituciones independientes.

Recuerda que las inversiones y la Bolsa no son algo fijo, por lo que constantemente tendrás que estar monitoreando la Bolsa e informándote sobre el rendimiento y proyección de tus inversiones. Para eso, te recomendamos leer noticias financieras.

¿Cómo invertir en la Bolsa de Valores?

1.    Infórmate y edúcate financieramente

Antes de apresurarte a invertir en la Bolsa de Valores, es necesario que comprendas cómo funciona el proceso de inversión y los instrumentos en los que quieres invertir. No cometas el error de depositar todos tus ahorros en una sola inversión y tampoco inviertas dinero que no puedes perder.

Para tener inversiones exitosas necesitas tener un fondo de ahorros que puedas destinar a inversiones y sí o sí debes diversificar tus inversiones en diversos instrumentos. Esto con la finalidad de disminuir riesgos y aumentar rendimientos. Por ejemplo, si a una de tus inversiones no le fue bien, pero a otra sí, los daños se compensan; además con inversiones diversificadas hay mejores resultados y ganancias.

Según todas las entrevistas que hizo Tony Robbins para su libro “Money: Master The Game”, una de las revelaciones más importantes provino de Ray Dalio, el fundador de uno de los hedge funds más grandes del mundo.  Ray reveló que utiliza algo que se llama el portafolio de “todas las temporadas,” es decir, para todas las “temporadas del mercado.”  Combina inversiones en deuda, equidades, oro y recursos naturales. Te sorprenderías de las tasas que recomienda, pero este portafolio ya es considerado como un estándar y uno de los mejores a seguir para alguien que apenas comienza a invertir.  Puedes encontrar más detalles aquí:

https://www.tonyrobbins.com/wealth-lifestyle/the-end-of-the-bull-market/

Dedica cierta cantidad de tiempo a la semana para capacitarte constantemente en temas de inversión y finanzas, puedes suscribirte a nuestro newsletter para recibir el mejor contenido de Dinerio. Cero spam.

2.    Decide con quién y en cuáles instrumentos financieros invertir

Como se mencionó anteriormente, es necesario que conozcas bien el funcionamiento del instrumento financiero en que quieres invertir: sus rendimientos, riegos, comisiones, liquidez, etc. Nunca inviertas en algo que no entiendes.

Asimismo, es fundamental que mantengas una visión de empresario y antes de invertir te preguntes: ¿por qué invertirías en tal o cual empresa?, ¿comprarías toda la empresa si tuvieras la oportunidad?, ¿por qué?

3.    Haz un plan

Al momento de invertir, sigue el consejo del multimillonario Warren Buffet y “no pongas todos los huevos en la misma canasta”. Para eso, es necesario que establezcas un plan en el que diversifiques tus inversiones y escojas inversiones a corto, mediano y largo plazo. Además, al hacer tu plan sé consciente de los riegos y define pronto tus límites de riesgo.

¿Cómo escoger el plazo de tus inversiones y establecer tus límites de riesgo? Depende principalmente de tus metas personales, tu edad, tus necesidades y la tolerancia al riesgo o capacidad financiera que tengas.

No es lo mismo una persona que empieza a invertir cuando tiene 20 años a una persona que tiene 50 años, porque una persona más joven podrá arriesgar más su dinero, ya que apenas empieza a construir su riqueza y aún le restan varios años de vida laboral; sin embargo, la persona mayor no se debe dar el lujo de arriesgar sus fondos de ahorro porque los necesitará pronto para su jubilación y necesidades médicas que pueda tener.

Otros factores importantes para determinar el plazo de las inversiones son las metas y necesidades personales que uno tiene. Pensar en nuestras metas personales nos ayudará a invertir en diferentes plazos y con diferentes formas de liquidez. Es decir, si tienes 25 años y quieres invertir en tu jubilación te conviene una inversión a largo plazo. En cambio, si quieres irte de viaje, te conviene una a corto plazo. Recuerda tomar en cuenta las emergencias: si escoges un fondo que tiene un plazo de permanencia forzoso y no tiene liquidez diaria no podrás tomar ese dinero en caso de una emergencia. Lo mejor es que una de tus inversiones esté en un fondo con liquidez diaria para que puedas acceder a ese dinero, en caso de necesitarlo.

Conoce tu perfil como inversionista: Conservador, moderado o arriesgado. Existen diversos tests en internet que te pueden ayudar a definirlo.

4.    Revisa las comisiones a pagar de acuerdo con tu canal de inversión

Cuando eliges un instrumento de inversión, por lo general, necesitarás un canal o intermediario a través del cual accederás a las transacciones. Debes asegurarte de que sea un intermediario autorizado, regulado y supervisado por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores o la reguladora correspondiente al país de donde proviene la institución.

Cualquier canal te cobrará una comisión, ya sea por compraventa de valores, o por la administración de tu portafolio de inversiones. El costo depende mucho del intermediario: si es una casa de Bolsa, un corredor de Bolsa, o una aplicación o plataforma online. Por lo general, las nuevas tecnologías financieras (plataformas online) son opciones más accesibles y cobran comisiones de menos del 1%.

Aunque una comisión menor al 1% parezca muy pequeña, recuerda tomar en cuenta la tasa de interés de tus inversiones, es decir, si tu inversión genera rendimientos del 2%, la comisión de 1% del intermediario te quitaría la mitad de tus rendimientos.  Después de decidir en qué quieres invertir, compara tus opciones de proveedores en la Bolsa de Valores, el costo de gestión de tu dinero debe ser factor número 1 a tomar en cuenta para elegir intermediario. 

5.    Sé paciente

Paul Samuelson, economista estadounidense y ganador del Premio Nobel de Economía, dijo “la inversión debe ser como esperar que la pintura se seque o la hierba crezca. Si quiere emoción tome 800 dólares y vaya a Las Vegas”.

La clave para triunfar en las inversiones es la paciencia. Los rendimientos que obtengas darán frutos a largo plazo. Además, no debes asustarte si hay épocas en las que tienes pérdidas: debes ser paciente y analizar la situación. La Bolsa de Valores es muy volátil y puede tener alzas (toros) y bajas (osos) constantemente. Ambas son positivas y se pueden aprovechar. Cuando hay bajas en la Bolsa de Valores muchos inversionistas entran en pánico y sacan su dinero; sin embargo, tu inversión se puede recuperar si eres paciente.

6.    Reevalúa tus inversiones

Si has tenido constantes pérdidas o tu dinero no está creciendo como esperabas, es momento de que reevalúes tu estrategia de inversión y hagas algunos cambios. Establece nuevamente tus límites de riesgo y ten en cuenta tus metas personales. Prueba con nuevos instrumentos de inversión.

Ahora ya sabes cómo funciona la Bolsa de Valores y cómo puedes invertir en ella. La Bolsa de Valores es un mundo muy amplio en el que siempre hay nuevas cosas que aprender, investiga a fondo sobre los instrumentos que te interesen. Recuerda siempre mantenerte informado y al día para que tus inversiones sean un éxito. Por último, te recomendamos que uses simuladores de inversión en la Bolsa antes de que empieces, existen varios online. 

Los conceptos básicos en las inversiones

Acciones: Una acción es un título que representa una porción del capital de una empresa. Esa porción es poseída por una persona que recibe el nombre de accionista, y se convierte en automático en dueño de dicha parte de la empresa.

Bursatilidad: es el grado de liquidez de una acción y se refiere también a la facilidad con que puedes comprar o vender una acción. Una acción con baja bursatilidad implica un riesgo de liquidez (es decir, que no puedas convertir en efectivo tu inversión con la rapidez que necesitas). Las empresas con baja bursatilidad tienen poca demanda a comparación de las de mayor bursatilidad.

Índice Bursátil Dow Jones: es un índice bursátil compuesto por 30 de las compañías más importantes de Estados Unidos y tiene gran relevancia en los mercados mundiales. Es uno de los índices elaborados por la empresa estadounidense Dow Jones Indexes.

Fideicomiso: es un contrato en el cual un testador transmite propiedades, títulos, derechos o dinero a un tercero para que administre o invierta esos bienes en beneficio propio o de un tercero.

Instrumento de inversión: es una herramienta que sirve para ahorrar e invertir, a través de un instrumento de inversión pones a trabajar tu dinero para que genere rendimientos. Se dividen en instrumentos de renta variable e instrumentos de renta fija. Los de renta fija son de mayor estabilidad, mientras que los de renta variable son susceptibles a los cambios en el mercado, pero normalmente, generan mayores rendimientos.

IPC: Índice de Precios y Cotizaciones. Es un indicador que mide el comportamiento del mercado accionario en México y refleja las ganancias o pérdidas de la Bolsa Mexicana de Valores. Se calcula con las 35 principales empresas que se encuentran en la Bolsa Mexicana de Valores. Si el IPC sube o baja, sabemos cómo se está comportando el mercado.

Portafolio de inversiones: es un resumen de las inversiones que tienes. Es decir, un portafolio de inversión se integra con los diversos instrumentos financieros que posees.